HUMEDADES EN LAS SEGUNDAS RESIDENCIAS

humedades segundas residencias

HUMEDADES EN LAS SEGUNDAS RESIDENCIAS

Llegan las vacaciones y con ellas la vuelta a las segundas residencias en la playa, la montaña o los pueblos. Son casas o pisos que permanecen cerrados mucho tiempo durante el resto del año, por lo que a nuestra llegada podemos encontrarnos con molestos problemas de humedades.

Mal olor, aparición de moho y manchas en las paredes y muebles, rotura de la pintura o aparición de grietas son algunas de las consecuencias que suponen estos problemas.

segundas residencias

¿Por qué se producen?

Las humedades que suelen aparecer en estos casos son aquellas formadas por condensación. En las viviendas, al permanecer tanto tiempo cerradas, se genera un exceso de humedad que, al no tener salida, se condensa y provoca la aparición de moho en paredes y muebles, manchas de humedad, rotura de pintura, etc.

Esta situación se complica todavía más en invierno, pues el frío y las lluvias generan mayores niveles de humedad y favorecen su condensación. Además se trata del periodo de tiempo en el que la vivienda está cerrada.

segundas residencias

¿Cómo las evitamos?

Se pueden llevar a cabo una serie de acciones antes de cerrar nuestra vivienda para poder prevenir la aparición de humedades. Se recomienda no dejar materiales textiles como cortinas, alfombras o sábanas húmedos, pues así se evita un exceso de humedad en el ambiente. Es preferible colocar plásticos sobre los muebles para así prevenir su deterioro en caso de que se originen problemas de humedad.

Al llegar a nuestra segunda residencia es importante ventilar todas las estancias con frecuencia para así expulsar el exceso de humedad que se haya concentrado durante todo el tiempo que ha pasado cerrada. Después es imprescindible hacer una limpieza a fondo y general en toda la vivienda, tanto de suelos y muebles como de armarios, ropa y textiles, pues recogen mucha humedad y es importante eliminarla cuanto antes para prevenir problemas futuros.

segundas residencias

¿Cómo les ponemos solución?

Si ya tenemos un problema de humedad en nuestra segunda residencia es de vital importancia ponerle una solución cuanto antes para que las consecuencias no se agraven. Resulta imprescindible ponerse en manos de profesionales y no llevar a cabo remedios caseros, pues únicamente se conseguirá “tapar” el problema y no eliminarlo de raíz.

En Humestop realizamos tratamientos para todo tipo de humedades, haciendo uso de las mejores técnicas y productos del mercado para garantizar una solución 100% definitiva. Llámanos al 900 264 260 y pide tu diagnóstico totalmente gratuito sin compromiso.

segundas residencias

¿Tienes problemas de humedades? Llámanos para solicitar un análisis gratuito y sin compromiso.

    Llámanos

    900 264 260

    O DÉJANOS TU TELÉFONO

    He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad

    Rate this post
    HUMEDADES EN LAS SEGUNDAS RESIDENCIAS

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Scroll hacia arriba